Actual

 

Cuando Rajoy se mete en la igualdad es para imponer un veto

26-04-2018
Visto por 4346 personas
Actual Actual Cuando Rajoy se mete en la igualdad es para imponer un veto
El gobierno de Rajoy entiende la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres vetando la ley de Igualdad Laboral que ha registrado el PSOE en el Congreso de los Diputados. Un veto reincidente, que llega después de que una sentencia del Tribunal Constitucional haya dado un varapalo al ejecutivo por abusar de los vetos, “una acción que lo que hace es impedir que el Parlamento cumpla con su papel constitucional”, denuncia la secretaria de Igualdad, Carmen Calvo. PP, con la ayuda de Ciudadanos, mantiene vetadas 60 iniciativas legislativas de los grupos parlamentarios. Y ahora suma un veto más: la ley de Igualdad de Trato y Oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo y la ocupación.

“Este veto es una sentencia del gobierno contra la igualdad”, asegura Calvo, que lamenta, además, “que el gobierno del PP ha impuesto el veto sin ni tan siquiera comenzar a hablar con el resto de fuerzas políticas”. El comportamiento de Rajoy con esta amplia proposición de ley que abarca y regula en todos los ámbitos laborales la no discriminación entre mujeres y hombres demuestra, para la dirigente socialista, que lo de Rajoy fue un “gesto cosmético” cuando se colocó el lazo morado el 8 de marzo. Un día histórico de reivindicación feminista con manifestaciones masivas en las calles que hacen que Carmen Calvo pregunte a Rajoy “¿Qué parte del 8 de marzo ni escuchó, ni vió, ni entendió?”. “NO”, responde Calvo, “lo que ha contestado Rajoy a las mujeres es un NO”.

El gobierno veta esta iniciativa porque cuesta dinero. Asegura que supone un incremento presupuestario de poco más de 1.500 millones de euros. Pero la ley de Igualdad Laboral que ha registrado el PSOE es desarrollo de los #10AcuerdosDePaís que marcan la hoja de ruta de los socialistas y supone profundizar en las líneas que estableció la ley 3/2007 de Igualdad. Esta ley aborda el mercado laboral desde todos los ámbitos para evitar la discriminación de las mujeres no sólo en salarios, sino en otras áreas como la conciliación o el acceso a puestos de responsabilidad. El PSOE plantea en esa iniciativa que se igualen los permisos de paternidad y maternidad y que sean intransferibles. Además, establece la imposición de sanciones de hasta 50.000 euros a las compañías que incumplieran la conciliación laboral y familiar. La iniciativa de los socialistas pretende hacer obligatorias algunos de los aspectos de la ley de igualdad de Zapatero y propone la creación de una Oficina Estatal de Lucha contra la Discriminación por razón de sexo en el empleo y la ocupación. Esta norma complementa la ley de Igualdad Retributiva que los socialistas han registrado también en el Parlamento para acabar con la brecha salarial.

“Los socialistas vamos a exigir al gobierno que haga un esfuerzo, también presupuestario, claro está, para que levante el veto sobre una ley tan importante y de tanta trascendencia para acabar con la desigualdad entre mujeres y hombres en lo laboral”, dice Carmen Calvo. Si mantiene el veto, “demostrará que no tiene interés alguno por defender los derechos del 50% de la población de este país”.

Moncloa notificó este veto al Congreso el veto ayer martes, al filo de las 20 horas. Ahora será la Mesa de la Cámara Baja la que tendrá que decidir si lo acepta o, por el contrario, da luz verde a la tramitación parlamentaria de la iniciativa. En ese órgano PP y Ciudadanos tienen mayoría y ya han vetado, juntos, casi 60 iniciativas de la oposición.
Comentarios